Ciencia y fundamentalismo científico

Tras los XX Encuentros del año 2015, en los que se analizó y debatió el tema de los Fundamentalismos como cuestión filosófica, y después de que desde los XIII Encuentros de 2008 sobre la Democracia, las discusiones en torno a los fundamentalismos políticos hayan sido recurrentes, la Fundación Gustavo Bueno ha estimado oportuno elegir, como tema de los XXII Encuentros de Filosofía, de 2017, la cuestión “Ciencia y fundamentalismo científico”.

Desde que en 1872, el fisiólogo Emilio du Bois-Reymond concluyera su conferencia, Über die Grenzen des Naturerkennens, con el famoso Ignoramus, ignorabimus! han sido muchos los científicos que, desde un positivismo radical, han querido desterrar definitivamente el ignorabimus de sus disciplinas científicas, en un afán por dominar, por fin, las “claves últimas del universo”. Este fundamentalismo científico, vinculado al ideal de la omnisciencia, ha resurgido en los últimos años convirtiéndose en la ideología propia de determinados gremios de científicos que han logrado institucionalizar un ideal de Ciencia, que intercalado en las estructuras de poder, ha cristalizado en la actual sociedad de mercado como valor supremo que lo mismo avala automáticamente presupuestos para programas o proyectos “científicos”, como garantiza cualquier producto que advierta haber sido “científicamente testado”.

El uso de “Ciencia”, en singular, parece sobreentender al conjunto de todas las ciencias particulares en un intento totalizador de poder ofrecer una única visión racional y global de la realidad. Y en tal tentativa de saber total y completo ya no queda espacio a una filosofía que no sea “científica”, no porque este tipo de “fundamentalismo” haya anulado a la filosofía, sino porque sus pretensiones quieren borrar las distancias entre filosofía y ciencias categoriales, sustituyendo la supuesta “filosofía realizada” por una “visión científica de la ciencia y del mundo”, tal y como ocurre, por ejemplo, en los proyectos integradores de la Física contemporánea.

Viernes, 7 de abril de 2017

 9:10     Bienvenida e inauguración

 9:15-11:15 Mesa redonda: Ciencia y fundamentalismo científico. Carmen Baños Pino, Tomás García López, Gustavo Bueno Sánchez.

11:15-11:30 Pausa

11:30-12:00 Carlos Madrid Casado, Cosmología y fundamentalismo científico.

12:00-12:30 José Luis Pozo Fajarnés, Adversus novatores (de Gregorio XVI a San Pío X).

12:30-13:00 Julián Gómez Brea, La LOMCE como implantación ideológica del fundamentalismo del éxito.

13:00-13:30 Daniel López Rodríguez, Contrafundamentalismo y fundamentalismo científico en el Diamat.

13:30-14:00 Pablo Mata González, Ficción y Ciencia.

17:00-19:00 Conferencia de Marino Pérez Álvarez, Fundamentos de la psicología más allá del fundamentalismo neurocientífico

20:00     Presentación de la obra de Jesús G. Maestro, Crítica de la Razón Literaria (en el Club de Prensa Asturiana)

Sábado, 8 de abril de 2017

 9:15-11:15 Mesa redonda: El fundamentalismo en la educación. Carlos Madrid, José Luis Pozo Fajarnés, Julián Gómez Brea.

11:15-11:30 Pausa

11:30-12:00 Lino Camprubí, Pluralismo y discontinuidad: debates actuales sobre ciencias y ontología.

12:00-12:30 Ernesto Castro, ¿Cuántas dimensiones tiene nuestro universo?

12:30-13:00 Miguel Ángel Navarro Crego, Segunda aproximación al problema del fundamentalismo farmacológico en psicopatología.

13:00-13:30 Miguel Ángel Castro Merino, ¿Es fundamentalista el behaviorismo? El antifundamentalismo del conductismo radical.

13:30-14:00 Tomás García López, El fundamentalismo científico que habita entre musicólogos y filósofos adjetivos.

16:30-17:00 Presentación del libro de Carmen Baños Pino, El problema de Molyneux desde el materialismo filosófico

17:00-19:00 Conferencia de Manuel Toharia, ¿Son equivalentes el fundamentalismo científico y las pseudociencias?

19:00     Clausura y vino español