Monjes hispanos en la Alta Edad Media. Breve historia del monacato cristiano peninsular

“Existen en el ideario colectivo algunas imágenes muy arraigadas sobre el mundo medieval. Es común que cuando pensamos en aquella sociedad nos venga a la mente la clásica división trifuncional, relacionada con el sistema feudal. Este modelo se basa en la existencia de tres órdenes: milites —los que guerrean—, laboratores —los que trabajan la tierra— y oratores —los que rezan—. El estamento de los oratores era el responsable de la oración en favor de los otros dos, además de ostentar la exclusividad de la realización del culto divino. Podría parecer que, debido a las funciones que tenían asignadas, se mantuvieron al margen del ejercicio del poder señorial. Pero nada más alejado de la realidad: la Iglesia formó parte desde el principio de los esquemas de dominación y dependencia propios de este tipo de sociedades.”

Así comienza Monjes hispanos en la Alta Edad Media, una obra de carácter sintético, que pretende ser una acercamiento al tema de estudio, en la que la autora nos introduce en la realidad de los cenobios medievales para comprender qué rodeaba a los monasterios: cómo se organizaban, cuál era su relación con los poderes laicos y con los estamentos inferiores, qué ideas influyeron en la espiritualidad y la vida comunitaria y cuál fue la evolución de las distintas órdenes que se asentaron en los reinos cristianos peninsulares.

Se divide en dos partes. La primera trata aquellos aspectos que se pueden considerar claves en la definición del objeto de estudio: los elementos y las bases del poder señorial ejercido por los monasterios como elementos de organización social. Actúa por tanto como una base teórica sobre
la que asentar la segunda parte de la exposición, en la que se establece una cronología para situar la evolución histórica de los centros monásticos, tanto en el ámbito interno (observancia, fábrica conventual, etc.) como externo (relaciones con el resto de elementos de la sociedad), que abarca los siglo VIII al XII.

Isabel Ilzarbe (Pamplona, Navarra, 1987) es medievalista e Investigadora Predoctoral en el Departamento de Ciencias Humanas de la Universidad de La Rioja. Es licenciada en Geografía e Historia y Máster Universitario en Patrimonio en la Universidad de La Rioja. Sus líneas de investigación se centran en el estudio de la historia del monacato hispánico y los procesos de creación de memoria histórica en el movimiento cenobítico.